Vengo de una familia formada en la ley: mi madre era escribana y mi padre fue juez laboral 28 años. Tengo 5 hermanos: 4 son abogados y 1 es ingeniero agrónomo. Fui al colegio Las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, en Belgrano. Después estudié Profesorado de Historia en el CONSUDEC y Abogacía en la Universidad de Buenos Aires. Me casé con Guillo hace 28 años y tenemos 2 hijos, Manuel y Ramiro. Vivimos en Pilar desde 1997.

Siempre me gustó la política, pero nunca me decidía a participar porque la veía como un ambiente oscuro y no quería que nadie tuviera sospechas de mí. Cuando fue el “que se vayan todos” y nadie se iba pero sí veía a los hijos de mis amigos y muchos jóvenes decepcionados irse al exterior, me decidí a participar activamente. Fue el empujón que necesité.

En lo primero que participé cuando vivía en la Ciudad de Buenos Aires fue en el radicalismo, un partido que nace hace más de un siglo para enfrentar al régimen y a las elecciones fraudulentas. En el 2007 me sumé a la Coalición Cívica, un partido que surge en el 2001 por no querer votar los superpoderes a Cavallo. Es un espacio que me representa porque es plural, humanista, donde hay lugar para la diversidad y construir consensos. 

Fui concejal en Pilar hasta 2011 y después fui candidata a intendente. En el 2015 acompañé al Intendente Ducoté como Secretaria de Educación de Pilar. Desde el año 2017 soy diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires por la Coalición Cívica, Interbloque Cambiemos. Trabajo por la educación, la justicia y la República.